¿Los servicios de EVA son solo para personas con alguna deficiencia visual?

El 50% de la población sufre alguna deficiencia en su sistema visual que, en el 10% de la población, resulta limitante en su desarrollo personal y profesional. Sin embargo, a menudo, quien sufre la limitación no es consciente de ello (por ejemplo, los daltónicos suelen comprender que no distinguen algunos colores cuando son ya adultos, sin haber sido conscientes de ello en su infancia y juventud).

La ventaja de EVA es que por su proximidad (en la óptica del barrio), la rapidez de su servicio (5 minutos), la exhaustividad de sus análisis (todos los parámetros optométricos, más de 75) y su bajo precio del servicio, facilita que toda la población pueda comprobar el estado de su función visual, disponer de un diagnóstico y, en su caso, recibir la terapia apropiada.

Lo recomendable es hacer una exploración periódica (según la edad, cada año o cada dos o más años) con independencia de que se reconozcan o no síntomas de una posible deficiencia visual.

Sugerencias y base de conocimientos