¿Cómo funciona un servicio en EVA?

Cuando una persona acude a la óptica para recibir un servicio por primera vez, en primer lugar se le realiza la anamnesis (recogida de información del usuario, que también podrá hacerse cómodamente en casa desde el portal del paciente antes de acudir a la cita). Después se procede al pago del servicio, que en España será de 25 euros por sesión.

Antes de dar comienzo a la sesión de exploración, el usuario se posiciona delante de EVA y esta toma sus medidas y se adapta a su altura, tanto en el asiento como en el cabezal. Cuando la persona se sienta, el cabezal baja hasta la altura de sus ojos para que pueda mirar cómodamente a través del visor. Es entonces cuando comienza la sesión de exploración que durará algo menos de 10 minutos y en la que el usuario deberá realizar distintas pruebas clínicas a través de las cuales el dispositivo será capaz de ofrecer un informe diagnóstico en el que se habrán analizado hasta 75 parámetros de la función visual.

Te mostramos un vídeo en el que podrás ver cómo es un servicio de diagnóstico y/o terapia a través de EVA.
En el blog de Davalor puedes encontrar más información.

Sugerencias y base de conocimientos